¿Cómo convertir tu vestido de fiesta en vestido de uso diario?

¿Cómo convertir tu vestido de fiesta en vestido de uso diario?

Imposible no recordar aquel matrimonio de esa amiga tan querida en donde luciste ese magnífico vestido negro que realzaba tú figura, que atraía las miradas de todos los invitados, y que causó sensación entre todos tus familiares y amigos. Al día siguiente revisas el Facebook y el Instagram, y te deleitas con los comentarios positivos; es una sensación de satisfacción, ¿Verdad? Pero hay un problema: no es ideal para utilizarlo a diario, y la opción de volver a utilizarlo en otra fiesta o evento especial queda descartada. Entonces, ¿Qué hacer para no perderlo?

Como eres una persona inteligente y no quieres deshacerte de ellos aunque los hayas utilizado en solo una ocasión, aquí te presentamos algunos sabios consejos para customizar tus vestidos de fiesta favoritos para que los utilices en tu día a día:

  1. Si el vestido es largo, puedes traernolos para que lo arreglemos y lo hagamos más corto.
  2. Si el vestido es corto, puedes jugar con varias combinaciones: ponértelo con una chaqueta denim, ponértelo junto con tus zapatos deportivos favoritos, o con un sombrero.
  3. Si el vestido tiene accesorios extravagantes, puedes traenorlos para que lo confeccionemos y te deshagas de ellos.
  4. Si el vestido es de dos piezas, puedes variar las combinaciones con otros vestidos. En estos casos siempre luce más llamativo lucir dos colores distintos.
  5. También puedes utilizarlo junto a otros zapatos de un color distinto, y otros accesorios que no hayas utilizado con él puesto: gafas, un bolso, un cinturón, medias negras, o una bufanda.
  6. Recuerda no abusar de los accesorios, la idea es lucir chic y no trashy.
  7. Y el consejo más importante: ¡Lúcelo con actitud!

Related posts

Leave a Reply